Tu blog como espejo del alma… de tu proyecto

Fotografía: Jacob Munk-Stander
Fotografía: Jacob Munk-Stander

El mundo ha cambiado. Internet revolucionó las reglas de las relaciones con los clientes de una manera imposible de prever. Al principio, muchos creyeron que se trataba de “estar en la red” y florecieron páginas y páginas de distintos negocios intentando trasladar el modelo tradicional del marketing, el paradigma televisivo, en el que un anuncio simplemente se visionaba frente a un potencial consumidor. Pasivo, sin más opciones que esperar a que acabase el mismo para seguir viendo su programa favorito.

Es obvio que esto no funciona, la red tiene otras dinámicas y es un canal bidireccional. Por eso, la gente que se mueve en ella espera comunicación, en la que son partícipes. Esperan cercanía y conectar con las marcas, con los anunciantes y esperan compartir algo más que una simple necesidad de un producto. El marketing ha cambiado, puesto que ya no basta con poner un cartel, dos frases y a vender.

Ahora debemos conectar y hablar con los clientes, mostrarle que detrás de nuestra marca, hay personas como ellos. Debemos construir una marca personal, una marca humana, y un blog es la primera herramienta para ello. No es un panfleto, sino que se trata de un medio donde debemos expresar nuestras ideas y filosofía: ¿por qué hacemos marketing? ¿A quién queremos llegar y qué nos motiva a ello? ¿Qué nos diferencia de cualquier empresa de marketing? Lo importante del blog es que es un medio, no para vender productos, sino para vender nuestra idea, compartir nuestros pensamientos sobre lo que debe ser nuestro trabajo y lo que nos motiva para hacerlo lo mejor posible.

¿Quieres iniciar tu propio blog y conectarte con tus clientes? Nosotros podemos ayudarte.

Anuncios

Por qué descuidar la redacción te hace perder clientes

VIKTOR HANACEK – Business/Office Morning Coffee

Seguro que te ha pasado. Querías comprar algo y lo buscaste en Internet. Al final, encontraste el producto deseado y voilà, acabaste llegando a una página web que lo ofrece. Y todo bien. Incluso el precio no está nada mal, así que piensas en adquirirlo. ¿Qué puede ir mal?

Sin embargo, en un segundo vistazo, el español incorrecto de la página te hace recular. Hay cosas que te chirrían, la verdad. Problemas gramaticales graves, falta de concordancia entre el sujeto y el verbo o, peor, errores ortográficos plagan las líneas de la página, ya sea en el Quiénes Somos, una ventana para mostrar tu equipo al mundo, ya en las descripciones de los productos o servicios.

¿Estarías dispuesto a dar tu dinero con toda confianza a una empresa o un particular que confunde a ver con haber, o hay con ahí? Si no cuidan de manera apropiada su comunicación, ¿mostrarán mimo, profesionalidad y paciencia con sus clientes? Si una empresa no posee un mínimo de detallismo y, por qué no decirlo, cierto perfeccionismo con su presencia en Internet generará desconfianza. Y la falta de confianza es la peor enemiga de una venta. Es la culpable de que alguien se plantee dos y hasta tres veces si de verdad quiere hacer clic. Y con razón.

Piénsalo bien. Si tienes una pequeña empresa, que incursiona en el mundo de las ventas online, ¿no te preocupa que tus potenciales clientes tengan una mala imagen de tu página web? Ten en cuenta que en el competitivo cosmos de las empresas online, el elemento diferenciador es clave. Es aquello que hace que tu empresa sea única. Una redacción correcta, elegante y sencilla puede marcar la diferencia y lograr que sobrevueles a la competencia.

El gran poeta francés Paul Valéry dijo en una ocasión que la sintaxis era un valor moral. Es decir, que un lenguaje bien estructurado y fluido revela la claridad de tus valores e ideas, la potencia de tus productos y la eficacia de tus servicios. Las palabras son el mejor escaparate de tu empresa. Por supuesto, la misión del lenguaje en la empresa es fortalecer las virtudes de lo que existe, no mentir con exageraciones baratas. Si la empleas de forma adecuada y estratégica, la redacción es tu mejor aliada en el éxito.

En Somarí Creativos contamos con redactores que se toman muy en serio el lenguaje. Son expertos en las letras y les apasiona la comunicación escrita. Si necesitas ayuda con la redacción de textos o prefieres una corrección, puedes consultar y contratar nuestros servicios. Estaremos encantados de echarte una mano y de resolver cualquier duda que tengas.

¿Por qué necesitas textos de calidad?

Imagen: Bachtiar Rahady / CC BY
Imagen: Bachtiar Rahady / CC BY

Explicar qué servicios ofrece tu empresa es crucial para conseguir nuevos clientes. También lo es comunicar adecuadamente la identidad de tu proyecto o negocio.

Como emprendedor, muchas veces tienes una idea muy clara sobre estos puntos pero se te dificulta expresarla por escrito.

Las habilidades de redacción y corrección de textos de un profesional pueden ayudarte a expresar de manera llamativa los objetivos de tu empresa a los clientes e inversores, o ante el mismo personal que labora en ella.

¿Necesitas expresar tu visión, misión y valores? Cómo líder sabes perfectamente hacia dónde quieres llevar a tu empresa, pero es posible que tengas dificultades para explicarlo. Lo ideal es que estos textos estén escritos claramente para que expresen el rumbo de tu empresa y lo que pretende lograr.

¿Tienes que hacer una importante presentación de negocios? Tal vez tratas de atraer a un inversor o concretar una alianza con un socio. Considera lo importante que es que el texto sea correcto y no tenga faltas de ortografía o gramática. Una presentación descuidada podría alejar a potenciales socios de negocio que prestan atención a los detalles.

En Somarí Creativos podemos ayudarte a resolver tus necesidades de redacción y corrección de textos. Consulta y contrata nuestros servicios aquí: ¿Qué servicios ofrecemos?