¿Por qué leerás esta entrada?

 «Question Mark Block» por Jared Cherup (CC BY 2.0)
«Question Mark Block» por Jared Cherup (CC BY 2.0)

1. Porque te pregunta cosas

Adoramos que nos hagan preguntas que podemos contestar. ¡Esa me la sé!, decíamos en el colegio con orgullo. Por ello, si encabezas tu escrito con una pregunta (interesante), es muy probable que el lector quiera saber más y siga leyendo hasta el final.  El gurú del copywriting Andy Maslen recomienda mucho esta técnica en su libro Write to Sell.

Es más, si has entrado aquí por el misterioso título de esta entrada, ¿necesitas otra prueba del poder de las preguntas?

2. Todo el mundo ama las listas

¿Hay un invento mejor que las listas? Bueno, quizá me respondas que la imprenta o la penicilina y te daré toda la razón. Sin embargo, no es difícil constatar que las listas se han apoderado de Internet: fíjate en páginas populares como BuzzFeed o Cribeo.

¿Qué tienen en común? Pues que muchos de sus posts tienen un formato similar a «11 mejores grupos de [inserta aquí tu género musical favorito]»  o «7 gatitos que harán que te partas de risa». Y no creas que el amor por las listas es un fenómeno reciente; ya los antiguos griegos se divertían enumerando las ciudades más poderosas de su tiempo.

Las listas tienen éxito por varios motivos. En primer lugar, dividen la información en fragmentos más pequeños y más fáciles de asimilar en una red saturada de distracciones. En segundo lugar, las listas nos hacen sentir bien porque, al ir al grano, ahorramos tiempo y nos quedamos con datos interesantes.

Por último, una lista tiene la ventaja de que señala su final: el título nos avisa de que hay cinco elementos, por ejemplo, y ni uno más ni uno menos. Esto es algo similar a la moda reciente, que se extiende por algunos sitios web, de indicar el tiempo estimado de lectura de un artículo.

3. La brujería de los enlaces

Una entrada sin enlaces es como una tortilla sin cebolla, y que me disculpen los sincebollistas militantes. Pero es cierto y no tienes por qué creerme a mí, sino a tus ojos: como eres inteligente, estoy seguro de que prefieres el contenido bien documentado con enlaces de referencia. A nadie le gusta que le den gato por liebre ni leer a alguien que pontifica sin demostrar de dónde saca la información.

En Somarí Creativos creemos que la mejor mercadotecnia de una empresa o proyecto es contar la verdad. Y la honestidad requiere que enseñemos nuestras cartas con un surtido variado de enlaces que nos respalden. Eso sí, ¡tampoco nos pasemos! Una entrada no es un artículo para una revista académica.

4. Contenido bien sazonado

El texto plano cansa y no tiene mucho sentido una era tan visual como la nuestra. Inserta vídeos de Youtube relacionados con lo que cuentas, imágenes, gifs animados o infografías. Algunos gifs incluso pueden mostrar de un vistazo cómo funciona el mundo:

gifswordpress

5. Microhumor

Según el interesante bloguero Scott Alexander, el microhumor es un toque gracioso que no llega a explotar como chiste.  Si puedes usar una pequeña dosis de humor en tus textos, hazlo, aunque sea un estilo simpático. Y te lo recomiendo porque conseguir una sonrisa en el lector conduce a la conquista de su confianza. Por supuesto, examina que el microhumor conviene a tu voz de marca, pues no es válido para todos los negocios, productos o servicios.

Para concluir, te recuerdo que en Somarí Creativos ofrecemos servicios de redacción y reescritura que pueden darle vida a tu página web.  Estaremos encantados de ayudarte.

Anuncios

¿Por qué crear una ‘startup’? [Infografía]

Ya te habrás dado cuenta, estoy seguro. Todo el mundo habla de las startups o emprendimientos. Lo habrás escuchado en la televisión, en una conversación con tus amigos, en Twitter. ¿Pero qué son y por qué deberías montar una? ¿Son una moda más de estos tiempos cambiantes o han venido para quedarse?

Una startup es una pequeña empresa emergente que obtiene toda su fortaleza de la tecnología y la innovación. De este modo, puede llegar a crecer hasta límites insospechados. Piensa en Facebook, por ejemplo. Comenzó como una humilde red universitaria y acabó convertida en una metrópolis global de más de 1600 millones de usuarios activos. ¡Nada menos! Es un buen porcentaje de nuestra querida humanidad.

Desde luego, no todas las startups se transforman en algo similar a la archiconocida red social de Facebook, pero tienen un gran potencial si se hacen bien desde el principio. Para ello, requieren un equipo pequeño pero eficiente (“small is beautiful) y una fuerte idea motriz que tenga posibilidades de crecer y crecer como las habichuelas mágicas del famoso cuento. Un equipo reducido implica más contacto humano y confianza. La confianza es la clave del éxito de las relaciones sociales y, por extensión, de las empresariales.

Armados con una idea revolucionaria, los miembros de una startup están listos para irrumpir en el mercado, cubrir una necesidad en los consumidores y ganar un lugar en el mundo. Internet y el ámbito móvil amplifican el impacto de tu startup de forma exponencial. Así que, si estás pensando en emprender, piensa en pequeño, apuesta por la simplicidad elegante de un emprendimiento, genera un liderazgo fuerte y sin titubeos, y sé ambicioso.

En Somarí Creativos estamos dispuestos a ayudarte en lo que necesites para lanzar tu empresa: redacción, diseño, redes sociales, campañas de posicionamiento en Google y más. Puedes descubrir más sobre por qué deberías tener una startup en la siguiente infografía, aportada por Linio:

Startup